Inspiración: Twin Peaks

Aprovechando las vacaciones, me colgué reviendo la mítica serie Twin Peaks, objeto de culto para seriéfilos y motivo de nostalgia para los que vivieron la mejor época de los 90.

Twin Peaks retrata al Noreste Pacifico como acogedor pero surreal. El estilismo y estética de esta serie de misterio han inspirado tanto a editoriales de moda como a restaurantes y hoteles (y con la vuelta del show en el 2017, no me extrañaría ver vestuario alusivo a Twin Peaks sobre las pasarelas!). En conmemoración al #TwinPeaksDay hoy 24 de febrero, a continuación va una pequeña selección que hice de ítems que me recuerdan a este fantástico show, para aquellos fans del universo de David Lynch que también quieran hacer un homenaje recreacional a la serie más bizarra de todos los tiempos!


Posa el cursor sobre cada artículo para saber de donde conseguirlo:




Icónica escena de apertura, con la banda sonora de Angelo Badalamenti. Este año se cumplen 26 años del estreno de la serie y en breve podremos verla resucitar con todos sus personajes en su tercera temporada, bajo la dirección de David Lynch, una de las mentes más desconcertantes del cine.

____

SINOPSIS

Twin Peaks es un pequeño pueblo maderero en la frontera con Canadá, en el que la cotidianidad de las vidas de sus habitantes esconde secretos inquietantes. El agente del FBI Dale Cooper, dotado de una intuición fuera de lo común, es enviado a esta localidad para investigar la muerte de una joven. El nombre de la víctima quedaría grabado a fuego en la memoria colectiva de la audiencia y en todo el mundo se preguntarían: “¿Quién mató a Laura Palmer?”.



A pesar de haber estrenado hace décadas, la serie sigue siendo un clásico con miles de fieles seguidores. Luego de siete semanas de su estreno, Twin Peaks se convirtió en un fenómeno de audiencia que dio pie a escenas maravillosas e icónicas. Con el paso de los años, la serie y su extraña simbología se han vuelto míticas. La escena en donde el cuerpo de Laura Palmer es hallado muerto envuelto en plástico, el enano que baila y habla del revés, la Señora del Leño, la habitación roja, los estampados escoceses, los buhos  y, especialmente, las tartas de cerezas, los donuts y el café. Estas tres últimas, debilidades del agente Cooper, quien las degustaba con autentica pasión y se convirtieron en símbolos inequívocos de la serie.

El agente especial Cooper, adicto al café negro, las tartas de cerezas y las rosquillas.



Twin Peaks fue una adelantada a su tiempo. En su momento fue nominada en 14 categorías de los Emmys, de los cuales ganó dos, además de 3 Globos de Oro. Es considerada como una obra maestra y como uno de los mejores trabajos del director David Lynch que, por cierto, también actúa en la serie:



¡No te olvides de compartir este post e invitar a leer a todos los fans de Twin Peaks que conozcas!

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO